NACIONALES

Conozca aqui lo sucedido con la salud del merenguero Diomedes Núñez del Grupo Mío

Por Shawell Peña.

Las estrellas brillarán…..
Merenguero Diomedes Núñez dice “Soy un milagro de Dios”. Cuenta a detalle el fuerte proceso por el cual atravesó.

Picoteando el Espectáculo
Él prestó su voz y su talento como músico a grandes y reconocidas orquestas durante los años dorados del merengue (Ramón Orlando y la orquesta Internacional, Dionis Fernández y El Equipo).

Luego de cumplir ese ciclo, pensó que era hora de crear su propio camino, y lanzarse en solitario en 1993, para brindarle al público un sonido totalmente diferente a lo que estaban acostumbrados…y funcionó.

Sentía que tenía un sonido que no se parecía a ninguna otra orquesta y quedó plasmada en el merengue Esto se encendió” recuerda.
Desde aquel momento, Diómedes Núñez junto a su Grupo Mío, creó una conexión con el público, y con contagiosos temas como: Esto es pa’ hombre, Aguilucho, Balsié, La cerveza, Ella ta’ ahí, convirtiéndose así en uno de los merengueros más destacados.

APROVECHE NUESTROS PLANES.

Han pasado más de dos décadas y media, y el artista continúa grabando. No había parado de hacer lo que le gusta… música, hasta que hace poco enfrentó una dura prueba, que puso en riesgo su vida.

Reza una frase que “la lucha es temporal, pero rendirse es para siempre”, y el merenguero decidió batallar contra la enfermedad que buscaba apagar su voz, y lo está logrando.

“Ahora estoy muy positivo, con el proceso que llevo prácticamente soy un milagro de Dios” manifestó a ¡Qué Pasa! para posteriormente contar a detalle el fuerte proceso por el cual atravesó, y por el que aún continúa en recuperación.

Narra que un día se levantó con los pies y barriga hinchados: “fui donde mi médico el doctor Soto en el Centro Médico UCE e inmediatamente fui internado (duré 16 días). Sufría de presión alta, pero sin síntomas, y eso me obstruyó los riñones, aparte me descubrieron una de las peores amebas que hay”.

“Pero el cuento no se queda ahí” continúa diciendo, “sucede que nací con una condición, tengo la vesícula más pequeña de lo normal, ésta se llenó de piedras y lodo biliar, empezó a tirar todo para afuera, y me complicó los órganos biliares”, contó el artista, quien ahora está en un proceso de diálisis 2 veces por semana en un lugar, al cual describe como “muy familiar y acogedor llamado Primed Millón, donde me encontré con una maeña de pura cepa como yo, doña Silvia”.

Tras esa gran tormenta, que con su gran fe en Dios, aunado al amor de su familia y queridos amigos, pudo enfrentar, Diómedes aceptó a Cristo en su vida.

“Esto aquí y mi vida ha cambiado mucho, mi esposa y yo aceptamos a nuestro señor Jesucristo, como nuestro salvador, espero que los más jóvenes no esperen tener edad para aceptar a Jesús como salvador, porque lo que está en la calle no es de Dios” afirma Núñez, quien además está agradecido con sus médicos el nefrólogo Santiago Lantigua y el nutriólogo Ricardo Marte.

De pie y con energía

Después de la gran mejoría que ha tenido, el intérprete de Mi mañita, entró al estudio de grabación a hacer lo que le gusta, lo que le da energía y lo hace feliz… el merengue.

Reveló que actualmente trabaja en un merengue que refleja lo vivido recientemente con su salud, titulado “Un día especial”.

“Está dedicado a todas las personas que han sentido que sin Dios no se había podido salir de la situación o enfermedad que lo aquejaba. Tiene arreglos y composición de mi tamborero, El abuelo, quien vivió todo el proceso junto a mí en el hospital” resaltó.

Diómedes y el Grupo Mío, se preparan para emprender una de las giras más importantes de su carrera, por Estados Unidos.

“Hay mucha gente que quieren ese saludo y ese abrazo que le doy a todos mis fanáticos, aparte de enseñar mis dientazos” dijo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba